LA ORQUESTA SINFÓNICA DEL ESTADO DE MÉXICO. ORGULLO ARTÍSTICO MEXIQUENSE

El 27 de agosto de 1927, a iniciativa del maestro Enrique Bátiz Campbell y del Gobierno del Estado de México, se fundó la Orquesta Sinfónica de dicha entidad, cuyo objetivo fue difundir la música de arte como medio de unión e identificación entre los mexiquenses. Con residencia en la ciudad de Toluca y sede en la Sala Felipe Villanueva, la orquesta se caracterizó desde el principio por su empeño en llevar su mensaje a todos los municipios del Estado y a todos los rincones de la República. Fue también la primera institución de su género que recorrió las dieciséis delegaciones políticas del Distrito Federal, ahora Ciudad de México. Muy pronto se presentó sucesivamente en los principales escenarios de la capital del país, desde el Teatro de Bellas Artes y el Auditorio Nacional hasta la Sala Nezahualcóyotl, sin omitir sitios de la periferia, como es el caso del Teatro San Benito Abad del Centro Escolar del Lago, en el municipio de Cuautitlán, que no obstante su ubicación a cuarenta kilómetros del centro de la ciudad parece destinado a convertirse en la sala predilecta del público metropolitano, no solamente el de la zona, por su condición admirables de acústica y de confort. 
 
En el año 200 la OSEM, como comúnmente se le conoce, se presentó en el Cuarto Festival del Centro Histórico de Campeche y al año siguiente en el Festival de Orquestas, organizado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, así como su primera intervención en el Festival Cervantino. Durante nueve años la orquesta ha llevado a cabo el Festival de Valle de Bravo, en el Estado de México, mostrando en él las excelencias del arte cuando es resultado de un esfuerzo conjunto de las fuerzas vivas del país. En 1975 la OSEM efectuó su primera gira por los Estados Unidos a donde volvió tres años consecutivos a partir de 1979, presentándose en las ciudades más importantes. En 2002 hace su primera gira por Alemania. 

Entre 1983 y 1985 ocupó la titularidad de la orquesta el maestro Manuel Suárez, relevado por el maestro Eduardo Díazmuñoz, quien estuvo en el puesto hasta 1989.

La labor promotora de nuevos talentos musicales que ha sido empeño de la orquesta desde su fundación, ha dado frutos no solamente en los muchos talentos desarrollados en su seno, de donde han salido cuarenta excelentes solistas, sino además en el descubrimiento e impulso de jóvenes intérpretes, canalizando a través del "Concurso Internacional de Violín Henryk Szering" iniciado en 1992, que en sus cinco ediciones ha contado con la presencia de los más notables aspirantes del mundo y ha premiado a una docena de ellos.

A lo largo de los cuarenta y seis años de su existencia, la Orquesta Sinfónica del Estado de México ha presentado en sus conciertos a un gran número de directores huéspedes y solistas escogidos entre los más destacados del orbe. Mencionar a todos implicaría una lista demasiada extensa y por eso se citan aquí sólo algunos nombres sobresalientes. 

Entre los directores de orquesta extranjeros que han dirigido a la OSEM: León Barzin, Stanislav Wislocki, Piero Gamba, Joel Levi y Eduardo Rahn, y entre los mexicanos: Luis Herrera de la Fuente, Francisco Savín, Héctor Quintanar, José Guadalupe Flores, Enrique Arturo Diemecke, Sergio Cárdenas, Carlos Miguel Prieto, Fernando Lozano, Román Revueltas y Virgilio Valle.

De infinidad de solistas pueden sacarse los nombres de Eva María Zuk, Edison Quintana, Jorge Federico Osorio, Claudio Arrau, Alexis Weissenberg, Witold Mallcuszynski, Gary Graffman, Jorge Luis Prats, Joaquín Achúcarro, Jorg Demus, Michel Block, Bernard Flavigny, Rafael Orozco, Byron Manis, Olga Kern y Guadalupe Larrondo, pianistas.

De los violinistas Ruggiero Ricci, Henryk Szering, Mayumi Fujikawa, Zvi Zeitlin, Hermilo Novelo, Manuel Suárez, Mark Peskanov, Román Revueltas y Félix Parra; de los violonchelistas Christne Walewska, Zara Nelsova, Richard Markson, Pierre Fournier, Janos Starker, Yehudi Hanani, Carlos Prieto y Leopoildo Tellez; los guitarristas Manuel López Ramos, Alfonso Moreno, Cecilia López y el dúo de Sergio y Odiar Assad. 

Entre los cantantes figura las sopranos Martina Arroyo, Gilda Cruz Romo, Betty Allen, Karina di Virgilio, Olivia Gorra, Lourdes Ambriz, Olga Bolgari, Kate McCarney; las mezzo-sopranos Milena Kitic, Encarnación Vázquez, Adriana Díaz de León, Alexandra Franceschi; los tenores José Carreras, Francisco Araiza, Mauro Nicoletti, Nigel Rogers, Antonio Barasorda, Ray Bawens; los bajos y barítonos Jesús Suaste, Luis Girón May, Andrew Smith, Charles Stephens, David Áspero y Luiz-Ottavio Faria.

De los instrumentos diversos sobresalen la violista Rivka Golani, el contrabajista Gary Karr, los arpistas Marisa Robles, Lidia Tamayo y Xavier de Maestre; el organista Víctor Urbán; los flautistas Jean-Pierre Rampal, Bettina Lange y Sabina Laurain; la oboísta Claudia Coonce; la clarinetista Eleanor Weingartner y la percusionista Gabriela Jiménez.

Violinistas premiados en las diferentes ediciones del Concurso Internacional de Violín "Henryk Szering" son Patricia Koparchinskaja, Natasha Korsakova, Leticia Muñoz, Koh Gabriel Kameda, Alexis Cárdenas, Adrián Justus, Lee Chin Siow, Isabella Lippi, Luis A. Vital, Nana Babeaba, Laura Bossert y Erika Dobociewicz.

De acuerdo con el propósito de impulsar las nuevas creaciones y de dar a conocer al público algunas obras que no han llegado aún al repertorio habitual de los conciertos, la OSEM ha estrenado "Cuadros de una exposición" de Mussorgski en la orquestación  de Gortcharkov; "Fuga con pajarillos" del venezolano A. Romero; el concierto para piano "In memoriam" y la suite "Ararat" de Loris Tjeknavorian, "El encuentro de la Nueva España" del italiano Ferrero y "Reflejos de un poeta” (Homenaje a Nezahualcóyotl), obra encargado muy recientemente al compositor mexicano Román Revueltas, personaje perteneciente a la misma estirpe de artistas del autor de "Sensemayá" y "Janitzio".

La discografía de la OSEM es probablemente la más amplia de cualquier orquesta mexicano. Dentro de ella merecen especial mención los fonogramas dedicados a las oberturas de Verdi y Rossini, a la música de México y España, donde sobresalen los compositores Isaac Albéniz, Joaquín Rodrigo, Manuel M. Ponce y Carlos Chávez, pero sobre todo las series integrales de las sinfonías de Beethoven, Schumann, Brahms y Tchaikovsky.

Tanto la orquesta como su director artístico han recibido en repetidas ocasiones el premio anual de la Unión Mexicana de Cronistas de Teatro y Música, otorgado por los 25 años de existencia, por el Primer Festival de Música Clásica efectuado en 1996 con la participación de las demás orquestas del país, así como por el impulso a las actividades musicales en la República Mexicana.

En 1995 se instituyo el patronato de la orquesta como organismo de apoyo promocional que desde entonces ha participado eficazmente en las actividades de la orquesta, logrando darles mayor penetración en los diversos públicos de México y un radio de acción mucho más amplio en la geografía nacional.

La Orquesta Sinfónica del Estado de México realizó en el verano de 2002 su primera presentación europea en el prestigioso Festival Schleswig-Holtein, en Alemania al que acuden orquestas y solistas de primer nivel.

En el año 2003 la OSEM contando con el patrocinio de diversas instituciones oficiales y privadas, realizó su segunda incursión europea, presentando conciertos en España, Polonia, Alemania y Francia con grandes éxitos compartidos con solistas tales como Patricia Kopatchinskaja, Vadim Brodsky, Guillermo González y el dúo de pianos Horus. Finalmente en el 2005 esta orquesta viajó a la ciudad de París, Francia para presentar dos conciertos en la Sala Gaveau y Teatro Mogador acompañada de solistas de talla de Filomena Moretti, Mark Zeltser y Koh Kameda logrando un éxito arrollador; en septiembre del 2005 en siete conciertos realizados en la República Popular China en ciudades tan importantes como Shanghái, Beijín, Shenyang y Harbin. 

Posteriormente en enero 2006 la OSEM ofreció seis conciertos en España, incluyendo el Festival Internacional de Sevilla "Entreculturas", además de Madrid, Albacete y Zaragoza. 

VIGENCIA UNIVERSAL DEL LIBERALISMO



Por Lic. Gabriel Ezeta Moll.
Socio numerario de la SOMEGEM.

En el México de hoy existe un marcado interés por considerar que el ser "liberal" equivale a una verdadera antigualla ideológica; y aún más a provocar las ideas de que quiénes así piensan son actuales "conservadores" y enemigos de todo progreso. Para por contraposición aparezcan como modernos y progresistas los llamados "neoliberales".

El "neoliberalismo", el neoliberal y todas las variantes gramaticales que del neologismo puedan derivarse para dar a entender las posiciones de fuerza de la economía de mercado, frente a las economías centralizadas o aún ante la persistencia de modelos de economía mixta.
Fernando Vicente. Fuente: http://elpais.com/elpais/2014/01/24/opinion/1390564257_262878.html
Ser liberal en el sentido humanista y universal, por lo menos en nuestro país tiene el riesgo de contaminarse con los contenidos del neologismo cocinado en la teoría económica, por lo menos a los ojos del común observador.

Ser liberal ahora en México, tiene muy claras connotaciones, precisiones y proyecciones, que es necesario transmitir puntualmente al saber colectivo:

"El liberalismo es una posición filosófica humanista, universal y vigente. Por tanto capaz de sustentar una ética. Su expresión política tiene contenidos que proyectan a la sociedad la validez de la libertad como ejercicio individual y como conformación de la expresión de las instituciones jurídicas y sociales. En lo económico el ejercicio de la libertad no puede tener como resultado el limitar la equidad en la distribución de los bienes o beneficios económicos. No puede tutelarse la oligarquía ni el imperialismo en nombre de la libertad. Tampoco puede justificarse la destrucción de las estructuras sociales y el proyecto de nación en aras de una falsa modernización".

El neoliberalismo económico actual resulta un antivalor y por ello es falso. Carece de ética. Magnifica los supuestos del libre mercado, sin freno o restricción alguna en relación a los resultados de su aplicación.

Resulta conveniente acotar que el liberalismo surgió históricamente de la ilustración, que políticamente fue el impulsor, sostenedor y protagonista de las luchas contra los monarcas tiránicos; que como corriente política fue capaz de liberar del colonialismo a las repúblicas americanas, el norte sajón y las sur bravianas, de ingrediente latino. Que en nuestro país, tras un doloroso y desgastante proceso, la república restaurada logró en forma definitiva ahuyentar los cetros y las coronas, para conformar una república federal.

En efecto, no hay connotaciones o referencia en el colectivo más clara para el liberalismo mexicano, que el comportamiento ético y social que protagonizaron los hombres de la reforma, una pléyade de individualidades brillantes que se conjuntaron para trascender en la historia al aglutinar su acción alrededor de Benito Juárez.

La Constitución de 1917 es otra expresión de los liberales que dan interpretación fiel y sensible a su momento con un proyecto social propio y una estructura jurídica singular e innovadora, con contenido programático para llevarlo a cabo.

Son los excesos, en el mundo y en nuestro país, los que despiertan las dormidas capacidades de asombro y de indignación, acerca de los motivos lo hechos que se dan en la que se ha llamado ahora globalización económica, corporativa, por la evidencia de su única fuente generadora o deshumanizada, por la frialdad de sus decisiones y sus métodos.

Se declaran guerras contra quien resulte responsable. Caso Afganistán. O se realizan invasiones encubiertas de medidas preventivas, contra males que resultaron inexistentes. Caso Irak, dejando graves interrogantes a los estudios del Derecho Internacional. Pero desde luego en ambos casos lo que sí es muy objetivo y claro son los designios corporativo, como causa generadora y sus efectos y resultados sobre yacimientos de gas y reservas de petróleo. Estos excesos, por sí solo justifican este planteamiento que ha sido de la libertad, de la democracia, el respeto a las normas del derecho internacional. Interrogarnos también, si por las finalidades, los métodos, las formas de manipular la información hacia el interior del país más poderoso del mundo y desde ahí con toda la fuerza y penetración de los medios a sus áreas satélites, están presentando un esquema que es muy característico de los regímenes totalitarios fascista y nazi, las expresiones de Noam Chomsky y Machael Moore.

Benedetto Croce llama Liberalismo Ecuménico que lo es "de la Libertad" y que encontramos muy distante al que hoy, frente al entorno internacional viven en Estados Unidos o en reflejo a sus posiciones en España o Inglaterra, para nosotros tan lejos de un concepto de Libertad.

Del examen de esta temática para tratar de recobrar algunos de los valores que es necesario que vuelvan a tomar vida en nuestro país. Las grandes virtudes, y ejemplos que dieron los liberales de nuestro país en el siglo XIX. El amor profundo a la libertad, todas sus manifestaciones y posibilidades de ejercicio del ser humano. La moral republicana como normas del ejercicio del poder. El poder como posibilidad de servir y de transformas desde su conducción a la sociedad, hacia fines compartidos por la mayoría. La democracia, no sólo como ejercicio del contenido electoral; sino como lo concibieron los liberales que hicieron la constitución de 1917. Con un sentido económico y con un proyecto social.

No es la posición de los liberales de inicio del tercer milenio mexicano el reducirse a asumir las posiciones jacobinas que caracterizaron la lucha entre liberales y conservadores durante el siglo XIX. En este sentido no debería siquiera aceptarse la provocación que cotidianamente se externa a través de los medios desde decimonónicas posiciones ultramontanas. Esa es una lucha que ha sido definitivamente superada. La historia no contempla la posibilidad de retroceso, ni resultado aceptable repetir aquellos escenarios.


Dentro del esquema actual de los tres partidos políticos mayoritarios en nuestro país, no encontramos tampoco una plena correspondencia entre la tradición histórica documental, ideológica y propositiva de sus contenidos originales, con sus propuestas actuales, sus formas de relacionarse entre sí en la urdimbre del poder. No por ello podría decirse que el sistema de partidos esté agotado, ni canceladas sus expectativas. Simplemente parece que el inicio del nuevo siglo y milenio los tomó en sorpresa, o tal vez desprevenidos para la tan anunciada transición política. Lo cierto es que el sistema político mexicano está establecido como una forma de ser y de expresarse de un conglomerado social y no cambia por la variante de la tonalidad política imperante.

JOAQUÍN ARCADIO PAGAZA. POETA

Ilustre poeta bucólico, académico, humanista y obispo de Veracruz. Nació el 19 de enero de 1839, en la entonces Villa de Temascaltepec del Valle, hoy Valle de Bravo.
Joaquín Arcadio Pagaza.
Fuente: Plumas Libres

Ingresó como individuo de número a la Academia Mexicana de la lengua correspondiente de la Real Academia Española; la Academia de los Arcades establecida en Roma, lo acogió en su seno y le dio el nombre pastoril de Clearco Moenio, tan acorde a su poesía, la curiosa eclesiástica lo preconizó obispo de Xalapa, Veracruz.

Tradujo a los dos más grandes poetas de Roma: Horacio y Virgilio y el primer libro de la Ruscatio Mexicana de Rafael Landivar. Es, sin duda, el más inspirado de los poetas bucólicos mexiquenses. Con sus poesías originales integró los libros: Murmurios de la selva: ensayos poéticos (1887). Corona Literaria ofrecida al Ilmo. Sr. D. Pelagio Antonio de Labastida y Dávalos... (1889) (Contiene el poema Reto y otros 5 más). María. Fragmentos de un poema descriptivo de la tierra caliente (1890). Algunas trovas últimas (1893). Toda esta obra ha sido simplemente estudiada y difundida pero falta hacer ediciones populares y rescatar, editar y propagar algunos poemas, documentos e iconografía de monseñor Pagaza que son poco conocidos.

Murió en la Catedral de Xalapa el 11 de septiembre de 1918. Sus restos, 20 años más tarde fueron trasladados a su ciudad natal.

La oración de la tarde


Tiende la tarde el silencio manto                                   De un árbol a otro en verberar se afana
de albos vapores y húmidas neblinas,                           nocturna el ave con pesado vuelo
y los valles y lagos y colinas                                             las auras leves y la sombra vana;
mudos deponen su divino encanto.

Las estrellas en soleo de amaranto                                Y presa el alma de vapor y duelo
al horizonte yérguense vecinas,                                      al místico rumor de la campana
salpicando de gotas cristalinas                                       se encoge y treme y se remonta al cielo.
las negras hojas del dormido acanto.

LA NEGRITUD EN TOLUCA Y LAS MUJERES

Se ha concebido históricamente a la mujer como el ser suave y dulce, sentimental, afectiva, histérica, maternal, recatada, débil, protegida, dependiente, sumisa, insegura, bonita, monógama, masoquista, de su casa, etcétera, en contraposición al hombre que es considerado duro, rudo, frío, intelectual, obsesivo, ¿paternal?, audaz, fuerte, protector, independiente, dominante, seguro, ¿feo?, polígamo, sádico, del mundo, etcétera. Lo anterior es producto de la evolución histórica, desde la desaparición del matriarcado en donde la mujer poseía una superioridad por conservar la magia de la reproducción, fenómeno imposible en el hombre, también es cierto que hoy todavía el hombre es incapaz de concebir, pero la magia se esfumó desde el instante que el hombre se supo elemento clave para la concepción.

Fuente: 4 sucesos importantes de la Historia de México.blogspot.mx 
Empero todo lo anterior que no se niega en la mujer, tampoco se puede afirmar al cien por ciento, porque la escritura de la historia del hombre por parte de los hombres, ha relegado a las mujeres, en la gran parte de la Historia de México la ha excluido, sin reconocer que "La mujer se constituyó en el cimiento económico invisible de la sociedad de clases. Por el contrario el hombre cristalizó el trabajo visiblemente económico".

Esta invisibilidad no le quita autoridad a la mujer de haber sido columna de la economía y de la sociedad. En esta investigación solamente me encargaré de presentar ejemplos de mujeres anónimas, que hicieron posible la evolución de la sociedad del Valle de Toluca durante el siglo XVII.

Mujeres, negras y esclavas

Las mujeres que aparecerán en este texto pertenecen a las tres razas principales que tuvieron presencia en el México Colonial -negras, indígenas y españolas-. La primer interrogante por obvias razones -conocimiento de la historia- es ¿cómo una negra puede ser la fuerza de la sociedad? La esclavitud era una actividad que enriquecía a unos pocos y sometía a los más débiles, hombres y mujeres, niños y niñas, ancianos y ancianas, no importaba el sexo, no importaba el género, indiscriminadamente eran sometidos unos y otros, así que, cómo afirmar que las mujeres fueron importantes para la sociedad. A la esclava se le trataba como un bien mueble, la negra esclava realizaba un trabajo que eximía del mismo a los blancos o a las españolas, es el caso de las negras chichihuas, mujeres encargadas de amamantar a los que después llevarían las riendas de la economía y la política colonial, las mujeres blancas no amamantaban porque el cuerpo se deformaba, así, muchos de los grandes hombres de negocios, de la política y de la sociedad colonial, fueron amamantados, criados, alimentados, con leche de esclavas negras.

La mujer negra tenía un costo superior a los varones, cuando estaba embarazada, porque se tenía una ganancia en el producto, la compra de una negra era una inversión, cuando se encontraba en condición reproductiva, embarazada o lactando, era inversión porque se aseguraba mano de obra a bajo costo. Se puede afirmar que estos no son pilares de la sociedad, si no reconocemos que en la negritud está nuestra tercera raíz, no podremos afirmar que fueron fundamentales para la evolución social de nuestra región.


La esclavitud era su condición, no tenían opción, aparte del suicidio, pero encontraron formas de sobrevivir y algunas de ellas de vivir a modo de las comunidades negras, pero finalmente vivir, es el caso de las mujeres que escaparon junto con los hombres para formar palenques en las montañas. No es el caso para el Valle de Toluca, pero sí podemos afirmar que la fuerza de la mujer vasta, cuando leemos documentos como el juicio que emprende María de la O, en contra del administrador, español, de un obraje, por haber asesinado a su marido. Tampoco se concibe que una negra, esclava y mujer haya podido dar cause a un juicio en contra de un español, mucho menos si conocemos las leyes que dominaban las colonias españolas, dentro de las cuales afirmaba que la mujer no podía participar en tareas masculinas tales como las de abogar por otros, sin embargo, el juicio está documentado y ello nos hace pensar que aún contra la ley, el uso y la costumbre escrita en la historia oficial, la vida cotidiana permitía, a la mujer, tener injerencia en asuntos en los que solamente un hombre podía acceder.

Las mujeres negras que encontramos documentadas para el periodo 1600-1648 tienen distintos intereses, que no conocemos porque no nos los ha hecho llegar la historia oficial, aunque se puede preguntar a los documentos y constatar que hubo mujeres que adquirieron su libertad por los servicios que restaron a sus amos o amas, por ejemplo.

Asimismo encontramos aquellas, esclavas, que acompañaron a la monjas hasta la muerte de una de las dos, mujeres que fueron llevadas como prenda de dote y que aprendieron junto a sus amas monjas las labores del convento y sin embargo no figuran, como no lo hacen el armario ni el buró, pero que tuvieron tensión, que aprendieron y muchas veces dieron fortaleza para que una Sor Juana Inés de la Cruz está en las páginas de la historia.

"De repente se le ocurrió la mejor forma de trazar el movimiento y mandó a Juanilla espolvorear todo el suelo de la cocina con harina. Cuando las niñas hicieron girar las peonzas en la harina Juana observó que a mayor rapidez, más pequeña era la espiral que describían en el polvo blanco, y cuando la velocidad de las peonzas disminuía, las espirales se alargaban hasta formar una elipse. Imaginó que de esta misma forma girarían los planetas alrededor del Sol. ¿Qué ves?/ Un buen huevo desperdiciado -replicó Juanilla- y el último resto de piloncillo echado a perder. / ¿Y qué esperabas? Estamos estudiando el universo. La ciencia es cara, Juanilla. / ¿Hemos terminado, madre? /De momento sí".

Mujeres que aprendieron ¿cuánto? ¿qué? No sabemos, lo que podemos afirmar es que aprendieron a vivir y a hacer vivir a sus hijos, comprando su liberta ¿cómo? Es algo que la investigación histórica nos dirá en algún momento.

Catalina Angola, negra libre, vecina de la Ciudad de México, se compromete a pagar a Diego de Valencia de la Ciudad de Los Ángeles, 100 pesos, cantidad que fue prestada para comprar a su hijo Juan, negro esclavo de 9 años de edad, de quien el Convento de San Agustín había hecho trato de venta con Diego de Valencia; la madre lo recupera mediante la paga de 220 pesos.

Mujer: ¿Imbecilitus sexus?

Las mujeres tenían poder económico y social en muchas sociedades antes de que los europeos empezaran a extenderse por el mundo, difundiendo su creencia de que la mujer era inferior por naturaleza al hombre, inclusive la Ley la califica de imbecilitus sexus, aún así, la mujer representa una fuente de poder no explícita en la historia. Las mujeres de la Nueva España estaban divididas por estratos sociales dentro de los que se encontraban las razas y las castas. Las tres razas predominantes en la Colonia: españolas, indígenas y africanas, fueron registradas en los archivos parroquiales, cuando nacían, cuando se casaban y cunado morían, aunque las tres razas se encontraron separadas, en libros diferentes, si la vida las hacía distintas la una de las otras, la iglesia lo reafirmaba. También las encontramos en los libros notariales, ejerciendo el mando de una familia, haciendo transacciones comerciales, vendiendo, comprando, administrando, dando fe, etcétera, no era tan mujer del hogar, también era mujer del mundo.

La iglesia reafirma su papel de dependencia y sumisión de la mujer, "Ni tampoco creó Dios el hombre para la mujer, sino a la mujer para el hombre. Por tanto, en atención a los ángeles, la mujer debe llevar sobre su cabeza el signo de su dependencia".

Así el signo de sumisión y dependencia nos haría suponer que la mujer no puede hacer nada sin la palabra del varón. Si las negras compraban su libertad y la de sus hijos, podemos hablar de cierta independencia con respecto al hombre. Empero si analizamos el papel que juega la mujer durante la historia, comprobaríamos que en todas las épocas, la mujer tiene un papel importante, no en exclusiva al interior del hogar, sino dirigido al exterior, a la empresa, al trabajo, a la pelea por la sobrevivencia.

Fray Juan Luis de León en la Perfecta Casada en el año de 1538 afirma que "Y el hombre que tiene fuerzas para desvolver la tierra y para romper el campo y para discurrir por el mundo y contratar con los hombres, negociando su hacienda, no puede asistir a su casa, a la guarda de ella, ni lo lleva su condición; al revés de la mujer, que por ser natural flaco y frío es inclinada al sosiego y a la escasez, y es buena para guardar, por la misma causa no es buena para el sudor y trabajo de adquirir".

Fuente: Dra. Georgina Flores García, Socio Numerario de la SOMEGEM. Revista "Sociedad y Cultura", Órgano Informativo de la SOMEGEM. Año V Segunda Época. Abril de 2006.

EL PRIMER AYUNTAMIENTO DE TOLUCA

La instalación del Primer Ayuntamiento de la Ciudad de Toluca, acontecimiento que marca la fecha de su nacimiento como gobierno municipal y su constitucionalidad.


El municipio, en ese entonces había sido corregimiento y formaba parte del Marquesado del Valle de Oaxaca, otorgado a Hernán Cortés por Carlos V, el 6 de julio de 1529. Se integraba por 25 pueblos, todos ellos localizados dentro de los límites actuales, los cuales eran regidos por sus propias autoridades indígenas, que eran electos anualmente.

La ciudad era gobernada por el subdelegado, Capitán Nicolás Gutiérrez Caballero, tenía una población de 9,000 habitante y su vida giraba alrededor de los conventos franciscano de la Asunción, El Carmen, La Merced destinado a los mulatos que eran descendientes de los esclavos negros traídos del África y de San Juan de Dios que tenia un hospital.
Nuevo símbolo de Toluca. Museo Torres Bicentenario.
Foto: www.conaculta.gob.mx

La agricultura, el comercio y la ganadería eran las principales actividades económicas; esta última, consistía en la crianza de cerdos de los que se hacía y se sigue haciendo el riquísimo chorizo, tal y como lo menciona Fray Antonio de Ciudad Real en su tratado curioso y docto de Las grandezas de la Nueva España, cuando afirma "...hay muchas estancias, críanse muchos puercos y hacense maravillosos perniles que tienen fama en toda la Nueva España".

El establecimiento del primer ayuntamiento, tiene como fundamento el testimonio del historiador Aurelio J. Venegas, refrendado por el investigador Miguel Salinas en su libro Datos para la historia de Toluca, en el cual señala textualmente: "Conforme a lo dispuesto en el Artículo 6º Capítulo 1º de la Constitución Política de la Monarquía Española, el día 13 de diciembre del año 1812, se erigió el Ayuntamiento en la Ciudad de Toluca; pero no se instaló este cuerpo sino hasta el 20 de mayo del siguiente año de 1813, habiendo funcionado hasta fines de diciembre de 1814, en que se disolvió, en virtud de la orden que comunicó el Excelentísimo Señor Virrey, restableciéndose el sistema de Representación Política que se observaba en el año de 1808, quedando como anteriormente, una diputación compuesta de ocho individuos y un Personero, Síndico, Independientes, todos, del Corregidor Subdelegado".

Plaza de los Mártires, Toluca.
Foto: México es Cultura
Es importante destacar que la creación de nuestro municipio, se da en plena lucha armada por la Independencia de México, siendo participe Toluca en dos momentos cruciales: la llegada de Miguel Hidalgo el 28 de octubre de 1810 y el fusilamiento de cien indígenas en el centro de la ciudad el 19 de octubre de 1811, el lugar se conoce como "Plaza de los Mártires".

A partir de este momento, la historia de Toluca ha sido una historia de lucha constante por la libertad y el progreso; por ello, la remembranza de este episodio tiene un profundo significado de identidad, solidaridad y hermandad.

Fuente. José Luis Alanis Boyso, Historiador y Cronista municipal de Toluca y Socio Numerario de la SOMEGEM. Revista "Sociedad y Cultura", Órgano informativo de la SOMEGEM. Año XVII  Segunda Época, Junio 2012.