EL MONUMENTO A LA REVOLUCIÓN MEXICANA


El presidente Porfirio Díaz, en el año de 1897, emitió la convocatoria internacional para seleccionar el proyecto arquitectónico destinado para lo que sería la sede de las Cámaras de Senadores y Diputados Federales. En dicho concurso participaron prestigiados arquitectos de la época, entre los que se destacaban: Adamo Boari, mismo que construyó el Palacio de Correos y proyectó el Palacio original de Bellas Artes; finalmente la propuesta ganadora fue adjudicada al arquitecto francés Èmile Bernard.

Como parte de los Festejos del Primer Centenario de la Independencia, la mañana del 23 de septiembre de 1910, el señor presidente Porfirio Díaz, colocó la primera piedra en la explanada donde finalizaba la calle del Ejido, hoy avenida de la República.

La estructura del que sería uno de los edificios mas suntuosos de la Ciudad de México, permaneció en el abandono por muchos años. lo que motivó el desmantelamiento de las naves laterales y se pensara en la demolición total de las estructuras, para evitarlo, el arquitecto Carlos Obregón Santacilia, propuso al ejecutivo federal aprovechar la estructura central para construir el Monumento a la Revolución, dicha propuesta fue aceptada, iniciando los trabajos en el año de 1933, siendo inaugurado en 1938, por el presidente Lázaro Cárdenas del Ríos.

El estilo Art Decó se hace presente en los grupos escultóricos que se dejan ver en las pechinas de la cúpula de cobre, mismos que fueron diseñadas por el artista Oliverio Martínez y que representan respectivamente: la Independencia, las Leyes de Reforma, las Leyes Agrarias y las Leyes Obreras.

En el Monumento a la Revolución descansan los restos de algunos revolucionarios:
  • Francisco Ignacio Madero, Apóstol de la Revolución.
  • Venustiano Carranza, Primer Jefe del Ejército Constitucionalista.
  • Francisco Villa, El Centauro del Norte.
  • Lázaro Cárdenas del Río, Creador de las Nuevas Instituciones.
  • Álvaro Obregón, Consumador de la Revolución Mexicana.
Por Silverio Avilés Morales, Socio Numerario de la SOMEGEM. Revista Sociedad y Cultura.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario